El 15 de junio de 2018, la Universidad de Santiago de Chile creó la Dirección de Género, Diversidad y Equidad, con el objetivo de materializar e institucionalizar los temas de Género e Inclusión en nuestra Casa de Estudios. A un año de su creación, la directora de esta Unidad, Andrea Hurtado Quiñones realiza un repaso de los principales hitos y próximos desafíos. En la fotografía, la jornada en que la reconocida académica feminista Silvia Federici dictó una conferencia en la explanada de la Casa Central en noviembre de 2018.

Con el objetivo de materializar e institucionalizar los temas de Género e Inclusión, el 15 de junio de 2018 la Universidad de Santiago crea la Dirección de Género, Diversidad y Equidad, bajo el liderazgo de la socióloga Andrea Hurtado Quiñones.

La nueva Unidad, dependiente de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, nacía tras un largo camino de esfuerzos del Plantel –que datan de 2007-, con Proyectos Mecesup, la institucionalización del Punto Focal de Género, la conformación del Área de Género, Equidad y Diversidad, y las mesas participativas levantadas por la VIME.

Desde su creación, la Dirección se propuso fortalecer la institucionalidad en materias de igualdad de género, promover políticas universitarias antidiscriminatorias para garantizar la igualdad de derechos y oportunidades.

A un año de su materialización, la directora de la Unidad, Andrea Hurtado, realiza un balance de los principales hitos que han marcado la labor de este proyecto. “Este ha sido un año de grandes desafíos, en el que tuvimos la posibilidad de generar acciones concretas desde la Dirección”, sostiene la socióloga.

“Para esta Universidad, la temática de Género no puede estar aislada de lo que hacemos. Necesitamos seguir formando profesionales que den cuenta de los discursos y requerimientos que demanda la sociedad”, apunta.

Avances
Entre los avances, Hurtado detalla, en primer lugar, la consolidación de un procedimiento en base a las modificaciones del Protocolo para la recepción de denuncias. De acuerdo a sus palabras, fue una “tarea ardua, importante y de mucho cuidado”.

En esa línea, la Dirección estableció una manera de operar ante las denuncias asociadas a la violencia de género, acoso y discriminación arbitraria. La entrega de atención psicológica, legal y sociocultural, incluyó la articulación con distintas unidades, como la Escuela de Psicología o la Facultad de Ciencias Médicas.

“Para esto fue fundamental la modificación al Protocolo de Denuncia, Sanción y Reparación de situaciones asociadas a estas actitudes perjudiciales para nuestra convivencia universitaria”, señala la directora, en alusión a los cambios que se han realizado al documento de marzo de 2017.

Otro de los hitos que destaca la socióloga es el cumplimiento “de buena parte de los acuerdos comprometidos con el estudiantado”. Si bien hay procesos que continúan, la Dirección logró elaborar un curso online dirigido a docentes (“Perspectiva de Género y Prácticas Universitarias”); así como el curso de capacitación a funcionarias y funcionarios (“Enfoque de género aplicado al entorno laboral”).

Por otra parte, Hurtado releva un acontecimiento histórico para nuestro plantel: la aprobación en marzo de la normativa que autoriza el uso del nombre social para estudiantes transgénero en la documentación de trámites internos.

“Con esta medida nuestro estudiantado encuentra en la Universidad un espacio donde se respete su identidad de género y donde existan procesos de dignificación a lo que ellas y ellos están viviendo”, agrega la profesional.

Finalmente, la directora de la Unidad remarca como avance el inicio del proceso de construcción y validación de la Política de Igualdad de Género.

Desafíos
Con miras a continuar con los avances alcanzados, la Dirección proyecta el diseño de un modelo cerrado, con sustento teórico, que dé cuenta del proceso que realiza la Universidad, desde la prevención, promoción, atención y reparación, en situaciones de violencia.

Asimismo, es fundamental la consolidación de la Política de Igualdad de Género. “Creemos que como Plantel ya hemos madurado lo suficiente en nuestro ejercicio dentro de la perspectiva de género para al fin contar con una política que asegure la transversalidad de género en todas las áreas y quehaceres de la institución”, afirma Hurtado.

Como meta en su segundo año, la Unidad buscará levantar un plan de acción que genere “una agenda a mediano plazo, construida por la comunidad universitaria, que apunte al cumplimiento de la Política que soñamos”.

“Esa es la dirección que queremos que quede impregnada en la consolidación de la Política”, indica.

Evaluación
Dentro del mismo balance, la directora resalta la conformación de un equipo multidisciplinario, que esté fortalecido desde el quehacer.

“Si bien nosotros no vamos a hacer docencia, queremos generar y posibilitar la reflexión para una docencia desde la perspectiva de género”, continúa.

Del mismo modo, agrega que “si bien tampoco hacemos investigación, queremos generar e incentivar que dentro de los criterios de los fondos de investigación interna, sigan habiendo criterios positivos para la entrega de fondos de investigaciones con perspectiva de género o dirigidas por mujeres”.

Cabe destacar que nuestra Universidad se comprometió con los 7 puntos de acción de la Comisión de Igualdad de Género en el Cuech, y con los 11 puntos de la Agenda Mujer del Ministerio de Educación.

Fuente: https://www.usach.cl/news/los-grandes-hitos-la-direccion-genero-la-u-santiago-ano-su-creacion